Compota de manzana y canela

La manzana es una fruta con enormes propiedades terapéuticas y ello es debido a la gran cantidad de nutrientes que contiene entre los que podemos destacar: pectinas o fibra soluble; varios aminoácidos que juegan un papel importante en el organismo como la cisteína que ayuda a eliminar tóxicos del hígado o la glicina que actúa como un antiácido natural; bioflavonoides (antioxidantes) y minerales tales como calcio, magnesio, hierro, potasio y fósforo entre otros.

Ya simplemente con esta introducción, creo que sobran las palabras para hablar de los beneficios que nos puede reportar su consumo habitual… Sin embargo, te diré que puedes hacer uso de ella como “alimento medicamente” gracias a 4 propiedades específicas que contiene:

4 PROPIEDADES COMO ALIMENTO-MEDICAMENTE

  1. Antiácido natural gracias al aminoácido glicina con acción antiácida, siendo su consumo muy adecuado en casos de acidez estomacal y reflujo.
  2. Regulador intestinal por su gran riqueza en pectinas, un tipo de fibra soluble que constituye un laxante suave en casos de estreñimiento (especialmente si se toma a primeras horas del día) pero al mismo tiempo, la capacidad absorberte de la pectina convierte a la manzana en un alimento ideal en casos de colitis, diarrea y gastroenteritis. En estos últimos casos, mi recomendaciones es que tomes la manzana cocinada ligeramente.
  3. Diurético natural puesto que favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de obesidad y enfermedades reumáticas. Esta propiedad es gracias a la presencia de dos aminoácidos cistina y arginina y a un ácido orgánico que es el ácido málico, que ayudan a eliminar las toxinas almacenadas en el cuerpo. Por esta razón, su consumo es  también muy indicado en caso de ácido úrico, cálculos e insuficiencia renal.
  4. Antiinflamatorio digestivo y urinario no sólo gracias a la presencia de fibra soluble, sino también a que contiene “quercetina” un tipo de flavonoide con acción antiinflamatoria, antiespasmódica y antiulcérica.

Y para terminar, vamos con esta tradicional y saludable receta que es además una de las mejores apuestas que podemos hacer cuando tengamos un “antojo de dulce”.

Ingredientes:

  • 4 o 5 manzanas reinetas dulces
  • 2 clavos de olor
  • 1 rama de canela
  • 2 c.c. canela en polvo
  • 1 c.s. de sirope de ágave (opcinal)
Preparación: Pela, descorazona y trocea las manzanas (no es necesario que sean  trozos pequeños). En una cazuela con un fondo de agua, añade las manzanas, los clavos de olor y la canela en rama. Tapa y cocina a fuego suave durante 10-15 minutos.
Antes de batirlas, retira los clavos de olor y la rama de canela, añade la canela en polvo y si te gusta un poco más dulce, puedes añadir una cucharada de sirope de ágave. Bate bien y sirve en un bol . Puedes decorar con un poco más de canela en polvo. Se conserva en la nevera alrededor de 4-5 días, pero siempre en un recipiente hermético.
 
¿Te ha gustado la receta? Te invito a que la compartas con quien tu quieras.
Share if you like it.

 

 

 

 

Recibe mis recetas a tu Email!
Suscríbete GRATIS a mi Newsletter si quieres estar informado de mis actividades, recetas y consejos de salud

Comentarios